Preparación para emergencias: comprensión de los requisitos de OSHA para los botiquines de primeros auxilios

botiquín de primeros auxilios industrial

En cualquier lugar de trabajo, la presencia de botiquines de primeros auxilios bien equipados es de suma importancia, garantizando la seguridad y el bienestar de los empleados. Estos kits desempeñan un papel crucial a la hora de proporcionar asistencia médica inmediata durante accidentes o emergencias imprevistos. Desde cortes y quemaduras menores hasta lesiones más graves, los botiquines de primeros auxilios actúan como un recurso vital, capaz de estabilizar una situación hasta que llegue ayuda médica profesional.

Requisitos de OSHA para botiquines de primeros auxilios

Al reconocer la importancia de la seguridad en el lugar de trabajo, la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA) ha establecido regulaciones relativas a los primeros auxilios. Según su norma 1910.151(a) , “En ausencia de una enfermería, clínica u hospital cerca del lugar de trabajo que se utilice para el tratamiento de todos los empleados lesionados, una persona o personas deberán estar adecuadamente capacitadas para prestar primeros auxilios. . Deberá haber disponibilidad de suministros adecuados de primeros auxilios”.

Los contenidos y requisitos para los botiquines de primeros auxilios en el lugar de trabajo los proporciona el Instituto Nacional Estadounidense de Estándares/Asociación Internacional de Equipos de Seguridad (ANSI/ISEA), a través de la norma Z308.1: Requisitos mínimos para los botiquines y suministros de primeros auxilios en el lugar de trabajo . Aunque ANSI Z308.1 no es obligatoria ya que OSHA no la ha adoptado oficialmente, todavía se considera la norma a seguir cuando se trata de botiquines de primeros auxilios. Especialmente cuando OSHA a menudo remite a los empleadores a ella para obtener orientación sobre los requisitos mínimos para los botiquines de primeros auxilios en el lugar de trabajo, como lo hacen en 1910.151 Apéndice A.

Clases y tipos de botiquines de primeros auxilios y suministros necesarios

Hay dos clases principales de botiquines de primeros auxilios que se utilizan en los lugares de trabajo: Clase A y Clase B. La diferencia entre las dos clases radica en su nivel de amplitud e idoneidad para diferentes entornos de trabajo.

Clase A: Los kits de Clase A están diseñados para brindar primeros auxilios básicos para lesiones comunes en el lugar de trabajo. Incluyen un conjunto mínimo de suministros para atender lesiones menores, como cortes, quemaduras y esguinces . Estos kits generalmente son apropiados para entornos laborales de bajo riesgo con una fuerza laboral más pequeña.

Clase B : Los kits de Clase B ofrecen un mayor nivel de cobertura y son adecuados para entornos de alto riesgo o lugares de trabajo con un mayor número de empleados. Son más completos y contienen una gama más amplia de suministros para abordar una gama más amplia de lesiones y emergencias. Estos kits incluyen todos los suministros que se encuentran en los kits de Clase A, con artículos adicionales para abordar lesiones más graves y situaciones de alto riesgo. Los kits de clase B se recomiendan para lugares de trabajo con mayor riesgo de accidentes, como obras de construcción o instalaciones industriales.

La distinción entre estos kits garantiza que los lugares de trabajo estén adecuadamente preparados para manejar posibles lesiones en función de sus niveles de riesgo específicos. Los empleadores deben evaluar los riesgos en el lugar de trabajo y consultar los requisitos de OSHA para los botiquines de primeros auxilios para determinar la clase apropiada de botiquín requerido para satisfacer las necesidades de seguridad de sus empleados.

Estos son los componentes mínimos requeridos para los botiquines de primeros auxilios de Clase A y Clase B.

Suministro de primeros auxilios

Cantidad mínima para Kits Clase A

Cantidad mínima para Kits Clase B

Tamaño o volumen mínimo

Banda adhesiva dieciséis 50 1 pulgada x 3 pulgadas (2,54 cm x 7,62 cm)
Cinta adhesiva 1 rollo 2 rollos 2,5 yardas (yds)
Aplicación de antibióticos 10 aplicaciones 25 aplicaciones 1/57 oz ( 0,5 g) de ungüento antibiótico
Antiséptico 10 toallitas o toallitas 50 toallitas o almohadillas 1/57 oz ( 0,5 g) de solución antiséptica
Barrera respiratoria 1 dispositivo de barrera respiratoria (p. ej., protector facial para RCP) 1 dispositivo de barrera respiratoria (p. ej., protector facial para RCP) N / A
Apósito para quemaduras (empapado en gel) 1 2 4 pulgadas x 4 pulgadas (10,16 cm x 10,16 cm)
Tratamiento de quemaduras 10 aplicaciones (p. ej., crema para quemaduras o spray)

25 aplicaciones (p. ej., crema para quemaduras o spray)

1/32 oz ( 0,9 g) de crema para quemaduras
Paquete frío 1 2 4 x 5 pulgadas (10 x 12,5 cm)
Cobertura para los ojos (con medios de fijación) 2 2 2,9 pulgadas cuadradas (19 cm cuadrados)
Lavado de ojos/piel 1 onza líquida 4 onzas líquidas N / A
Manta de aluminio 1 2 52 x 84 pulgadas (132 x 213 cm)
Guía de primeros auxilios 1 1 N / A
Alcohol en gel 1 frasco o 10 sobres de un solo uso 2 botellas o 20 paquetes de un solo uso Al menos 1/32 oz ( 0,9 g) por botella
Guantes de examen médico 2 pares 4 pares N / A
Vendaje con rodillo 1 2 2 pulgadas x 4 yardas (5 cm x 3,66 m)
0 1 4 pulgadas x 4 yardas (10 cm x 3,66 m)
Tijeras 1 1 N / A
Entablillar 0 1 4 x 2,4 pulgadas (10,2 x 61 cm)
Almohadilla estéril 2 4 3 pulgadas x 3 pulgadas (7,5 cm x 7,5 cm)
Torniquete 0 1 1,5 pulgadas (ancho)
Almohadilla de trauma 2 4 5 pulgadas x 9 pulgadas (12,7 cm x 22,9 cm)
Venda triangular 1 2 40 x 40 x 56 pulgadas (101 x 101 x 142 cm)

Tipos de contenedores para botiquines de primeros auxilios

Tipo i

Los contenedores tipo I a menudo se denominan kits portátiles y están diseñados para facilitar la movilidad. Estos contenedores suelen ser pequeños y livianos, lo que los hace adecuados para uso personal o aplicaciones a pequeña escala. Se utilizan habitualmente en vehículos, mochilas o para uso individual durante actividades al aire libre. Los contenedores tipo I suelen presentar diseños compactos y materiales duraderos para soportar diversos entornos y condiciones.

Tipo II

Los contenedores Tipo II son más grandes y completos que los kits Tipo I. Se utilizan habitualmente en lugares de trabajo, oficinas o pequeñas empresas de tamaño mediano. Estos contenedores ofrecen una gama más amplia de suministros para abordar un espectro más amplio de lesiones y emergencias. Los kits de tipo II generalmente se montan en la pared o se guardan en lugares de fácil acceso para una recuperación rápida.

Tipo III

Los contenedores tipo III están diseñados para lugares de trabajo de alto riesgo o grandes organizaciones con un número importante de empleados. Estos kits son amplios y están bien abastecidos y contienen una amplia gama de suministros para manejar diversas situaciones médicas. Los contenedores tipo III suelen montarse en las paredes o colocarse en ubicaciones centrales para garantizar un acceso rápido y fácil para todos los empleados. Son adecuados para industrias como la construcción, la fabricación o los almacenes.

Tipo IV

Los contenedores Tipo IV son kits especializados diseñados para cumplir con los requisitos únicos de industrias o entornos específicos. Estos kits están diseñados para abordar riesgos y lesiones específicos de la industria. Los contenedores Tipo IV pueden contener equipos o suministros especializados necesarios para entornos de trabajo particulares, como kits de respuesta a derrames químicos o botiquines de primeros auxilios en áreas silvestres. Son esenciales en industrias como laboratorios, manipulación de materiales peligrosos o entornos exteriores remotos.

Colocación y accesibilidad del botiquín de primeros auxilios

Importancia de los botiquines de primeros auxilios accesibles

Los botiquines de primeros auxilios accesibles son cruciales para una respuesta de emergencia rápida y eficaz en el lugar de trabajo. El acceso rápido a suministros de primeros auxilios puede marcar una diferencia significativa en el tratamiento de lesiones y minimizar su gravedad. Los empleados deben poder localizar y recuperar fácilmente los botiquines de primeros auxilios durante una emergencia. Los botiquines de primeros auxilios accesibles garantizan que los empleados puedan brindarse asistencia inmediata a ellos mismos o a otras personas que la necesiten.

Ubicaciones recomendadas para los botiquines de primeros auxilios

Los botiquines de primeros auxilios deben colocarse estratégicamente en áreas donde sean fácilmente visibles y accesibles para todos los empleados. Las ubicaciones comunes incluyen salas de descanso, áreas de reunión de empleados o zonas de trabajo cercanas a alto riesgo. Colocar kits cerca de entradas, salidas o áreas con mayor probabilidad de accidentes puede mejorar el tiempo de respuesta. Los kits deben colocarse a una altura que permita una fácil recuperación, teniendo en cuenta las necesidades de las diferentes personas.

Garantizar visibilidad y fácil acceso

Los botiquines de primeros auxilios deben estar claramente etiquetados o marcados con carteles reconocibles. Los kits deben distinguirse fácilmente de otras áreas o equipos de almacenamiento.
Se deben realizar controles periódicos para garantizar que los kits estén abastecidos adecuadamente y que los suministros caducados o dañados se reemplacen con prontitud. Capacitar a los empleados sobre la ubicación de los botiquines de primeros auxilios y su contenido puede mejorar aún más la accesibilidad y la respuesta.

Excepciones para lugares de trabajo remotos o de alto riesgo

Los lugares de trabajo remotos o de alto riesgo pueden tener desafíos específicos en términos de ubicación y accesibilidad del botiquín de primeros auxilios. En tales casos, es posible que se necesiten kits adicionales para garantizar la cobertura en todo el lugar de trabajo. Se pueden utilizar botiquines de primeros auxilios portátiles o móviles para brindar atención inmediata en lugares remotos o de difícil acceso. Los lugares de trabajo de alto riesgo pueden requerir botiquines de primeros auxilios especializados adaptados a los peligros específicos presentes.

Preguntas frecuentes

1. ¿Pueden los empleadores utilizar desfibriladores externos automáticos (DEA) como parte de sus botiquines de primeros auxilios?
Sí, los empleadores pueden incluir los DEA como parte de su preparación para primeros auxilios. Los DEA son dispositivos que salvan vidas y que administran una descarga eléctrica para restaurar el ritmo normal del corazón durante un paro cardíaco repentino. Si bien no suelen encontrarse en los botiquines de primeros auxilios estándar debido a su tamaño y complejidad, los empleadores deberían considerar tener DEA accesibles en lugares adecuados, especialmente en lugares de trabajo con un mayor riesgo de eventos cardíacos.

2. ¿Existe algún requisito de botiquín de primeros auxilios específico de la industria?
Sí, ciertas industrias pueden tener requisitos de botiquín de primeros auxilios específicos de la industria. Por ejemplo, las industrias que trabajan con materiales o productos químicos peligrosos pueden necesitar suministros adicionales, como neutralizadores químicos o equipos de protección especializados. Es importante que los empleadores evalúen los riesgos y peligros específicos asociados con su industria y cumplan con las regulaciones o pautas que describen los suministros de primeros auxilios necesarios.

3. ¿Qué deberían hacer los empleadores si tienen múltiples áreas o turnos de trabajo dentro de su organización?
Los empleadores con múltiples áreas o turnos de trabajo deben asegurarse de que cada área y turno tenga acceso a recursos adecuados de primeros auxilios. Esto se puede lograr proporcionando a cada área o turno su propio botiquín de primeros auxilios designado o colocando estratégicamente varios botiquines en todo el lugar de trabajo. Es importante revisar y reabastecer periódicamente los kits para garantizar que siempre estén equipados con los suministros necesarios.

4. ¿Pueden los empleados administrar primeros auxilios sin formación?
Si bien es preferible que los empleados tengan algún nivel de capacitación en primeros auxilios, los empleados pueden brindar primeros auxilios básicos en situaciones de emergencia incluso sin capacitación formal. Sin embargo, los empleadores deben alentar a los empleados a participar en programas de capacitación en primeros auxilios para mejorar sus conocimientos y habilidades para brindar una atención adecuada y eficaz. La capacitación brinda a los empleados la confianza y la capacidad para manejar emergencias de manera adecuada, mejorando potencialmente los resultados y minimizando daños mayores.

5. ¿Existe alguna restricción para almacenar botiquines de primeros auxilios en vehículos o lugares de trabajo móviles?
Puede haber ciertas restricciones sobre el almacenamiento de botiquines de primeros auxilios en vehículos o lugares de trabajo móviles según las regulaciones y pautas locales. Los empleadores deben consultar con las autoridades u organismos reguladores apropiados para garantizar el cumplimiento. Es importante guardar los botiquines de primeros auxilios de forma segura, protegiéndolos de temperaturas extremas, humedad y cualquier daño potencial. También se deben realizar inspecciones periódicas y reposición de existencias para mantener la integridad y preparación de los kits.


The material provided in this article is for general information purposes only. It is not intended to replace professional/legal advice or substitute government regulations, industry standards, or other requirements specific to any business/activity. While we made sure to provide accurate and reliable information, we make no representation that the details or sources are up-to-date, complete or remain available. Readers should consult with an industrial safety expert, qualified professional, or attorney for any specific concerns and questions.

ENSURE SAFETY WITH PREMIUM SOLUTIONS

Shop Tradesafe Products

Author: Herbert Post

Born in the Philadelphia area and raised in Houston by a family who was predominately employed in heavy manufacturing. Herb took a liking to factory processes and later safety compliance where he has spent the last 13 years facilitating best practices and teaching updated regulations. He is married with two children and a St Bernard named Jose. Herb is a self-described compliance geek. When he isn’t studying safety reports and regulatory interpretations he enjoys racquetball and watching his favorite football team, the Dallas Cowboys.