Secuelas del huracán: OSHA intensifica la seguridad de los trabajadores durante la limpieza del desastre

equipo de materiales peligrosos para la limpieza de desastres

A raíz del huracán Idalia, una tempestad que causó estragos en varios estados, la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA) se ha mantenido firme en garantizar la seguridad de los trabajadores durante las actividades de recuperación y respuesta. Con la suspensión de las inspecciones planificadas y el inicio de asistencia técnica in situ, OSHA ha mostrado una respuesta sólida para salvaguardar a quienes están en la primera línea de la limpieza de desastres. Este artículo profundiza en el papel fundamental de OSHA durante este período crítico, explorando sus estrategias, pautas y esfuerzos para defender la seguridad de los trabajadores en medio del caos y la destrucción que dejaron desastres como el huracán Idalia.

Respuesta Inmediata de OSHA para la Seguridad de los Trabajadores

Iniciativas de asistencia técnica y extensión

Luego de la devastación causada por el huracán Idalia, OSHA ha movilizado sus recursos para brindar asistencia técnica in situ y extensión en las áreas más afectadas de Florida, incluidos los condados de Hamilton, Lafayette, Madison y Suwannee. La agencia no sólo ha suspendido las inspecciones de cumplimiento programadas en estos condados, sino que también ha desplegado profesionales de seguridad y salud para ayudar a los empleadores y trabajadores a eliminar peligros graves durante las operaciones de recuperación.

Mantener un equilibrio entre seguridad y cumplimiento

Si bien OSHA ha suspendido las inspecciones periódicas, se reserva el derecho de realizar inspecciones de cumplimiento relacionadas con muertes, incidentes catastróficos, quejas de empleados e incidentes que involucren lesiones graves. La agencia se compromete a garantizar que los empleadores no expongan a los empleados a riesgos graves repetidamente durante la limpieza y recuperación.

Conciencia de peligros

OSHA insta a los equipos de recuperación y a los residentes en áreas afectadas por el huracán Idalia a estar muy conscientes de los peligros causados ​​por inundaciones, cortes de energía, daños estructurales y escombros de la tormenta. Los esfuerzos de recuperación abarcan diversas actividades, incluida la restauración de la electricidad y las comunicaciones, la eliminación de escombros, la reparación de daños por agua, el reemplazo de techos y la poda de árboles, todas las cuales conllevan un conjunto único de desafíos y peligros.

Medidas de Protección y Protocolos de Seguridad

La agencia subraya la importancia de evaluar las áreas de trabajo en busca de peligros, evaluar la estabilidad de las estructuras y superficies para caminar, garantizar la protección contra caídas, asumir que todas las líneas eléctricas están activas y utilizar equipo de protección personal como guantes, cascos y protectores auditivos, de pies y ojos. proteccion.

Servicios de consulta in situ

La agencia ofrece servicios gratuitos de consulta in situ para ayudar a los empleadores a identificar y rectificar condiciones peligrosas en sus lugares de trabajo y mejorar los sistemas de gestión de seguridad y salud ocupacional. Los empleadores pueden programar una visita de consulta in situ a través del Programa de consulta sobre seguridad y salud in situ de la Universidad del Sur de Florida .

Preparación para huracanes: seguridad de los trabajadores antes de la tormenta

OSHA delinea un marco sólido para la preparación contra huracanes, asegurando que las empresas y los trabajadores no sólo estén bien equipados sino también bien versados ​​en cómo navegar a través de los tiempos tumultuosos que la temporada de huracanes puede traer.

Planificación estratégica

OSHA subraya el imperativo de contar con un plan de evacuación exhaustivo, que es fundamental para garantizar que los trabajadores puedan realizar una transición a un lugar seguro de manera eficiente y efectiva en caso de que un huracán amenace el área. Los componentes clave de este plan abarcan:

  • Condiciones que desencadenan la activación del plan
  • Cadena de mando claramente definida
  • Asignación de funciones de emergencia e identificación del personal para realizarlas.
  • Procedimientos de evacuación detallados, incluidas rutas y salidas designadas.
  • Protocolos de contabilidad para todo el personal, clientes y visitantes.
  • Especificación de equipos para el personal.

Es fundamental que las empresas cumplan con los requisitos establecidos en 29 CFR 1910.38 , especialmente aquellas que deben tener un Plan de acción de emergencia, asegurando que todos los protocolos cumplan con las pautas de OSHA.

Equipamiento

El armado de kits de suministros de emergencia, ubicados estratégicamente en los lugares de los refugios, es fundamental para garantizar que los trabajadores tengan acceso a artículos esenciales durante un huracán. OSHA se alinea con las recomendaciones de varias agencias, como FEMA y CDC, abogando por la creación de una lista de preparación para huracanes o un kit básico de suministros para desastres y garantizando que los preparativos de salud y seguridad se describan y cumplan meticulosamente.

Entrenamiento y ejercicios

Es vital garantizar que los trabajadores no sólo sepan qué hacer en caso de una emergencia, sino que también hayan practicado los protocolos. OSHA enfatiza:

  • Garantizar que todos los trabajadores conozcan los protocolos de emergencia.
  • Práctica regular de planes de evacuación.
  • Actualización de planes y procedimientos basados ​​en los conocimientos obtenidos de los ejercicios.

Además, el Programa de capacitación para trabajadores en sitios de desastres de OSHA proporciona un marco de capacitación estructurado para trabajadores que brindan servicios de apoyo calificados, destacando los desafíos únicos que presentan los sitios de desastres y enfatizando la necesidad de capacitación previa al incidente.

Mejores prácticas para las operaciones de respuesta y recuperación después de un huracán

OSHA describe meticulosamente las mejores prácticas para las operaciones de respuesta y recuperación ante huracanes, asegurando que los trabajadores estén protegidos de peligros potenciales mientras ejecutan sus tareas de manera competente y segura durante la limpieza del desastre.

Evaluación del lugar de trabajo

Una evaluación exhaustiva del lugar de trabajo es fundamental para tomar conciencia de los peligros, identificando posibles peligros para la seguridad y la salud, como caídas, electrocución, ruido y peligros de corte/laceración, así como la exposición a altas temperaturas ambientales, sustancias peligrosas y materiales infecciosos. Este enfoque proactivo garantiza que se implementen medidas adecuadas para mitigar estos peligros, salvaguardando la salud y la seguridad de los trabajadores en el sitio.

Monitoreo de exposición

OSHA subraya la necesidad de realizar monitoreo de exposición para tareas específicas durante las actividades de respuesta y recuperación. Esto incluye cumplir con estándares específicos (p. ej., estándares de OSHA para plomo, asbesto, benceno y ruido), evaluar la exposición cuando se anticipa razonablemente que exceda el "nivel de acción" y garantizar que los niveles de exposición ocupacional estén establecidos para proteger a los trabajadores de corta duración. - y efectos sobre la salud a largo plazo asociados con agentes químicos y físicos. Este enfoque meticuloso para el monitoreo de la exposición garantiza la seguridad de los trabajadores al evitar que estén sujetos a condiciones peligrosas que podrían poner en peligro su salud y seguridad.

Control de peligros

jerarquía de controles

OSHA aboga por un enfoque jerárquico para la mitigación de riesgos durante la limpieza de desastres, que abarque:

  • Eliminación o Sustitución: Eliminar el peligro del lugar de trabajo o sustituirlo por una alternativa menos peligrosa.
  • Controles de ingeniería: Implementar medidas para reducir o eliminar la exposición a peligros.
  • Prácticas laborales o controles administrativos: Instituir procedimientos laborales que minimicen la probabilidad de exposición.
  • Equipo de protección personal (PPE): Emplear PPE para proteger a los trabajadores de los peligros cuando otros métodos de control no son factibles o no brindan protección adecuada.

Practicas de trabajo

Las prácticas básicas de seguridad, saneamiento y buenas prácticas de limpieza, como establecer rutas de evacuación , mantener equipos de protección y extinción de incendios, garantizar la disponibilidad de primeros auxilios y atención médica y cumplir con prácticas de higiene, son vitales para minimizar la exposición a riesgos para la salud y contaminantes durante actividades de recuperación después del huracán.

Equipo personal y EPP recomendados

Garantizar que los trabajadores estén equipados con el equipo personal y el PPE recomendados, como ropa para la lluvia, mudas de ropa, artículos de tocador, linterna, medicamentos recetados, medicamentos de venta libre, protector solar, repelente de insectos, gorra o sombrero, un par de anteojos o lentes de contacto adicionales. y gafas de sol, es crucial para protegerlos de posibles peligros. Además, el cumplimiento de las pautas de OSHA para PPE, incluida la protección para los pies, los ojos, la cabeza, la ropa de trabajo, la protección de las manos y los conjuntos de PPE especializados, es primordial para garantizar la seguridad de los trabajadores.

Capacitación

Es fundamental capacitar a los trabajadores para que tomen conciencia de los peligros y cómo evitarlos durante las operaciones de respuesta a las secuelas de los huracanes y de limpieza de desastres. Esto abarca capacitación específica para el trabajo, capacitación específica para tareas u operaciones, capacitación sobre peligros y condiciones generales, capacitación específica para el sitio e sesiones informativas diarias sobre el trabajo, garantizando que los trabajadores estén bien versados ​​en los peligros y los protocolos de seguridad pertinentes a sus funciones.

Consideraciones médicas

El cumplimiento de los exámenes médicos, los exámenes físicos y la autorización de los respiradores, según lo exigen ciertas normas de OSHA, es crucial para la seguridad y la salud de los trabajadores. Además, evaluar el trabajo que realizarán los trabajadores y consultar con un médico u otro profesional de la salud autorizado para identificar cualquier examen médico, prueba o vacuna adicional necesarios es fundamental para garantizar el bienestar de los trabajadores.

Preguntas más frecuentes

¿Cuándo es la temporada de huracanes?

La temporada de huracanes en el Atlántico va del 1 de junio al 30 de noviembre, mientras que la temporada de huracanes en el Pacífico se extiende del 15 de mayo al 30 de noviembre. Los huracanes pueden ocurrir a lo largo de cualquier costa de EE. UU. o en cualquier territorio de los océanos Atlántico o Pacífico y son más activos en septiembre.

¿Cómo limpiar después de un huracán?

  • La seguridad es lo primero : asegúrese de usar ropa protectora durante la limpieza de desastres para evitar lesiones.
  • Daños en documentos : tome fotografías de cualquier daño a la propiedad a efectos del seguro.
  • Evite equipos eléctricos : no toque equipos eléctricos si están mojados o si está parado en agua para evitar descargas eléctricas.
  • Seguridad en el agua : Evite vadear en aguas de inundaciones, que pueden contener desechos peligrosos y cargarse eléctricamente.
  • Manejo de escombros : retire los escombros con cuidado y tenga en cuenta los peligros potenciales como objetos afilados, estructuras inestables o materiales peligrosos.

¿Quién es responsable de la limpieza después de un desastre natural?

La responsabilidad de la limpieza después de un desastre natural normalmente implica un esfuerzo coordinado entre varias entidades:

  • Gobierno local : Las agencias del gobierno local a menudo lideran esfuerzos de limpieza inmediatos, garantizando que los espacios públicos sean seguros y accesibles.
  • Propietarios : Los propietarios individuales generalmente son responsables de gestionar la limpieza y las reparaciones de sus propiedades.
  • Compañías de seguros : Dependiendo de la póliza de seguro, las compañías de seguros pueden facilitar y financiar los esfuerzos de limpieza y reparación.
  • Asistencia federal : en desastres graves, agencias federales como FEMA pueden intervenir para ayudar con esfuerzos más amplios de limpieza y recuperación.
  • ONG y voluntarios : las organizaciones no gubernamentales y los voluntarios a menudo desempeñan un papel crucial en la limpieza y recuperación, especialmente en áreas muy afectadas.

Es esencial tener en cuenta que las responsabilidades específicas pueden variar según las leyes y políticas locales y la escala del desastre. Consulte siempre las pautas locales y oficiales después de un huracán u otros desastres naturales.

The material provided in this article is for general information purposes only. It is not intended to replace professional/legal advice or substitute government regulations, industry standards, or other requirements specific to any business/activity. While we made sure to provide accurate and reliable information, we make no representation that the details or sources are up-to-date, complete or remain available. Readers should consult with an industrial safety expert, qualified professional, or attorney for any specific concerns and questions.

ENSURE SAFETY WITH PREMIUM SOLUTIONS

Shop Tradesafe Products

Author: Herbert Post

Born in the Philadelphia area and raised in Houston by a family who was predominately employed in heavy manufacturing. Herb took a liking to factory processes and later safety compliance where he has spent the last 13 years facilitating best practices and teaching updated regulations. He is married with two children and a St Bernard named Jose. Herb is a self-described compliance geek. When he isn’t studying safety reports and regulatory interpretations he enjoys racquetball and watching his favorite football team, the Dallas Cowboys.