Evaluación de etiquetas de bloqueo: comparación entre plástico y cartulina

etiquetas de loto de plástico versus etiquetas de loto de cartulina

En el entorno industrial, los procedimientos de bloqueo/etiquetado (LOTO) son cruciales para garantizar la seguridad de los trabajadores y prevenir accidentes. Las etiquetas de bloqueo sirven como recordatorios visuales de que el equipo está en mantenimiento o reparación y no debe operarse. Si bien se utilizan comúnmente etiquetas LOTO tanto de plástico como de cartulina, existen diferencias clave entre los dos materiales que se deben considerar al elegir la etiqueta adecuada para el trabajo.

¿Qué son las etiquetas de bloqueo?

Las etiquetas de bloqueo son un componente esencial del proceso de bloqueo y etiquetado . Se colocan en dispositivos de aislamiento de energía (como bloqueos de disyuntores, bloqueos de válvulas o bloqueos de botones) para indicar que el equipo que se controla no debe operarse hasta que se retiren el bloqueo y la etiqueta. Los propósitos principales de las etiquetas de bloqueo son:

  • Advertencia: Sirven como una advertencia clara a los empleados de que el equipo no debe ser operado ni manipulado. Esto ayuda a prevenir arranques accidentales o liberaciones de energía almacenada, que podrían provocar lesiones o muertes.
  • Comunicación: Las etiquetas de bloqueo comunican información vital, incluido el motivo del bloqueo, el nombre de la persona que aplicó el bloqueo y la etiqueta y, a veces, la duración prevista del bloqueo. Esta información es crucial para la coordinación entre múltiples trabajadores y turnos.
  • Cumplimiento: el uso de etiquetas de bloqueo es parte del cumplimiento de las normas de OSHA. No implementar correctamente los procedimientos LOTO, incluido el uso de etiquetas, puede resultar en sanciones severas y un mayor riesgo de accidentes laborales.

Las etiquetas de bloqueo y etiquetado no son, por sí mismas, barreras físicas que impidan el uso del equipo. Funcionan más como una advertencia y como parte de un procedimiento LOTO completo que involucra bloqueos físicos para asegurar los dispositivos de aislamiento de energía. La eficacia de las etiquetas de bloqueo depende significativamente de la cultura de seguridad y la capacitación dentro del lugar de trabajo, lo que enfatiza la necesidad de que cada trabajador comprenda e implemente el proceso de bloqueo y etiquetado. Sin embargo, también es importante considerar el material de las etiquetas de bloqueo para que el proceso de bloqueo y etiquetado sea eficiente.

¿Qué son las etiquetas LOTO de plástico?

Las etiquetas LOTO de plástico son robustas y están diseñadas para soportar entornos industriales hostiles. Su construcción los hace resistentes a la humedad, la suciedad, la grasa y las temperaturas extremas. Las etiquetas suelen estar hechas de PVC rígido, encapsulando una impresión protegida contra los rayos UV, lo que garantiza su longevidad y legibilidad. Estas etiquetas de bloqueo y etiquetado a menudo superan el requisito de fuerza de tracción de 50 lb de OSHA, lo que las convierte en una opción confiable para uso en exteriores y en áreas con exposición a productos químicos o manipulación constante. Sin embargo, suelen ser más caras que las etiquetas de cartulina y tienen un mayor impacto medioambiental debido a su naturaleza no biodegradable.

¿Qué son las etiquetas LOTO de cartulina?

Las etiquetas LOTO de cartulina están hechas de un tipo de cartón que es más grueso y duradero que el papel estándar. Son una alternativa económica, más adecuada para aplicaciones en interiores y de corto plazo. Estas etiquetas de bloqueo y etiquetado son livianas y se pueden laminar para mayor durabilidad. Impresas en cartulina con tintas resistentes a los rayos UV, son ideales para zonas sin exposición a condiciones adversas. Sin embargo, carecen de la durabilidad de las etiquetas de plástico y no cumplen con la fuerza de tracción de 50 libras requerida por OSHA para situaciones de bloqueo/etiquetado, lo que limita su uso únicamente con fines de advertencia o identificación.

Análisis comparativo de etiquetas LOTO de plástico y cartulina

Durabilidad: Las etiquetas de plástico son más duraderas, lo que las hace ideales para uso prolongado en condiciones difíciles. Las etiquetas de cartulina son menos duraderas y adecuadas para aplicaciones en interiores o de corta duración.

Rentabilidad: Las etiquetas de bloqueo de cartulina son más rentables para aplicaciones donde la durabilidad no es una preocupación principal.

Cumplimiento de las normas de seguridad: las etiquetas LOTO de plástico generalmente cumplen con requisitos de seguridad más estrictos, incluidos los estándares de resistencia a la tracción de OSHA.

Impacto ambiental: Las etiquetas de plástico tienen una mayor huella ambiental, mientras que las etiquetas de cartulina son más ecológicas pero menos duraderas.

Casos de uso y aplicaciones

Etiquetas de plástico: ideales para maquinaria al aire libre, plantas químicas y áreas con alta humedad o temperaturas extremas. También se prefieren en entornos donde las etiquetas deben durar más sin decolorarse ni rasgarse.

Etiquetas de cartulina: ideales para procedimientos de bloqueo en oficinas, equipos interiores y tareas de mantenimiento a corto plazo. A menudo se utilizan en entornos donde se consideran restricciones presupuestarias.

Cuadro comparativo de etiquetas de loto de plástico frente a etiquetas de loto de cartulina

Preguntas frecuentes sobre etiquetas de bloqueo y etiquetado

P1: ¿Qué hace una etiqueta de bloqueo?

R1: Una etiqueta de bloqueo sirve como señal de advertencia de que la maquinaria o el equipo no debe operarse hasta que la etiqueta se retire oficialmente. Comunica información vital como el motivo del bloqueo, la persona responsable del mismo y alerta a otros que se están realizando trabajos de mantenimiento o reparación.

P2: ¿Cuáles son los riesgos de seguridad al no utilizar etiquetas LOTO?

R2: No utilizar etiquetas LOTO puede provocar graves riesgos de seguridad, incluido el arranque accidental de maquinaria, liberación inesperada de energía almacenada, descargas eléctricas y otros peligros relacionados con la energía. Esto puede provocar lesiones, muertes y daños a la maquinaria.

P3: ¿Cómo utilizar correctamente las etiquetas de bloqueo para evitar accidentes?

R3: Para utilizar correctamente las etiquetas de bloqueo, asegúrese de que sean claramente visibles y estén bien sujetas al dispositivo de aislamiento de energía. La etiqueta debe mostrar un mensaje de advertencia e identificar a la persona responsable del bloqueo.

P4: ¿Qué capacitación se requiere para los empleados que usan etiquetas de bloqueo?

R4: Los empleados que utilizan etiquetas de bloqueo deben recibir capacitación integral sobre los procedimientos LOTO de la empresa, los tipos de energía que encontrarán, los métodos y medios para aislar y controlar la energía y la importancia de las etiquetas LOTO. La formación periódica de actualización también es esencial para mantener los estándares de seguridad.

P5: ¿Cuáles son las etiquetas utilizadas en LOTO?

R5: Las etiquetas utilizadas en LOTO suelen ser etiquetas estandarizadas y duraderas adheridas a dispositivos de bloqueo. Están diseñados para resistir las condiciones ambientales y deben ser legibles y comprensibles. Estas etiquetas suelen contener advertencias, instrucciones e información de identificación específicas sobre la situación de bloqueo.

The material provided in this article is for general information purposes only. It is not intended to replace professional/legal advice or substitute government regulations, industry standards, or other requirements specific to any business/activity. While we made sure to provide accurate and reliable information, we make no representation that the details or sources are up-to-date, complete or remain available. Readers should consult with an industrial safety expert, qualified professional, or attorney for any specific concerns and questions.

ENSURE SAFETY WITH PREMIUM SOLUTIONS

Shop Tradesafe Products

Author: Herbert Post

Born in the Philadelphia area and raised in Houston by a family who was predominately employed in heavy manufacturing. Herb took a liking to factory processes and later safety compliance where he has spent the last 13 years facilitating best practices and teaching updated regulations. He is married with two children and a St Bernard named Jose. Herb is a self-described compliance geek. When he isn’t studying safety reports and regulatory interpretations he enjoys racquetball and watching his favorite football team, the Dallas Cowboys.