Estándar de OSHA para la exposición al ruido ocupacional

mayo 15, 2022 7 lectura mínima

estándar de osha para el ruido en el lugar de trabajo

El Centro para el Control de Enfermedades (CDC) informa que alrededor de 22 millones de trabajadores experimentan ruido ocupacional potencialmente dañino cada año. Alrededor del 33 % de ellos tenían antecedentes de daños relacionados con el ruido y el 16 % padecía una discapacidad auditiva cuantificable.

La exposición al ruido ha sido reconocida como un riesgo laboral durante siglos. Así, varias instituciones, como la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA), han implementado programas y estándares para proteger a los trabajadores de los efectos perjudiciales de la exposición al ruido ocupacional .

¿Qué es el ruido?

El sonido se refiere a las vibraciones que detectan los oídos humanos. Cuando un sonido es indeseable e innecesario, lo llamamos “ ruido”. ” La exposición a altos niveles de sonido, niveles de ruido y vibraciones puede dañar a las personas, especialmente cuando la exposición es a largo plazo.

OSHA establece límites legales sobre la exposición al ruido ocupacional a través de la norma OSHA 29 CFR 1910.95 Exposición al ruido ocupacional . De acuerdo con CFR 1910.95 , el límite de exposición al ruido (PEL) permisible de OSHA para todos los trabajadores es de 90 dbA para un día ponderado de tiempo de 8 horas . OSHA establece los límites en función del promedio ponderado de tiempo (TWA) por hora del empleado durante un período de 8 horas al día.

dispositivo de protección contra el ruido en el lugar de trabajo

Dado que la norma OSHA aplica una tasa de intercambio de 5 dBA, cuando el nivel de ruido aumenta en 5 dBA, la cantidad de tiempo que una persona puede estar expuesta a un nivel de ruido específico se reduce a la mitad. Seguir esta norma es fundamental para proteger a los trabajadores de los efectos perjudiciales de la exposición excesiva al ruido ocupacional .

Efectos sobre la salud de la exposición al ruido

La exposición regular a un ruido ocupacional excesivo puede provocar una pérdida auditiva permanente inducida por el ruido que ni la cirugía ni los audífonos pueden corregir. Incluso la exposición a corto plazo puede causar tinnitus y cambios en la audición.

La exposición repetida al ruido a corto plazo también puede provocar tinnitus permanente o pérdida auditiva permanente. Otros efectos nocivos para la salud de la exposición excesiva al ruido en el trabajo incluyen la hiperacusia o la reducción de la tolerancia al sonido y las dificultades de equilibrio.

Además del daño auditivo y físico, la exposición al ruido ocupacional también puede crear estrés psicológico, disminuir la productividad e interrumpir la atención. Este peligro en el lugar de trabajo también puede dificultar la comunicación efectiva y causar accidentes en el lugar de trabajo debido a las dificultades para comunicar las señales de advertencia.

Los efectos nocivos para la salud de la exposición al ruido ocupacional muestran cuán importante es tener programas y seguir estándares con respecto a la exposición al ruido. Afortunadamente, OSHA estableció su propio estándar de ruido que los empleadores deben implementar.

Asignación diaria de exposición al ruido

Alineado con el estándar CFR 1910.95 , el siguiente cuadro muestra las exposiciones permisibles al ruido; exceder estos límites puede causar efectos adversos para la salud de las personas. Cuanto mayor sea el nivel de ruido, menor será la duración de la exposición para evitar riesgos significativos para la salud.

La tabla muestra que se permite la exposición a 90 dBA durante 8 horas al día, lo mismo con la exposición a 115 dBA durante quince minutos o menos. El estándar CFR 1910.95 tiene como objetivo informar cuánto nivel de ruido se considera seguro en relación con su tiempo de exposición.

Nivel de ruido

Tiempo de exposición

90 decibelios

8 horas

92 decibelios

6 horas

95 decibelios

4 horas

97 decibelios

3 horas

100 decibelios

2 horas

102 decibelios

1 hora y 30 minutos

105 decibelios

1 hora

110 decibelios

30 minutos

115 decibelios

15 minutos y menos.

Programa de conservación de la audición

prevención de la exposición al ruido en el lugar de trabajo

OSHA CFR 1910.95(c) requiere que los empleadores establezcan un programa de conservación de la audición cuando la exposición al ruido alcanza o supera los 90 decibelios en promedio durante ocho horas de trabajo. El propósito de este programa es proteger a los trabajadores de los altos niveles de ruido y sus efectos dañinos.

A través de un programa de conservación de la audición , los empleadores tienen la obligación de realizar exámenes de audición gratuitos, proporcionar dispositivos de protección auditiva y ofrecer evaluaciones sobre la eficiencia de su equipo de protección auditiva.

Elementos clave de un programa eficaz de conservación de la audición

OSHA identificó que un programa eficaz de conservación de la audición tiene los siguientes elementos clave:

  • Supervisión de la exposición al ruido de los empleados

  • Aplicación de prácticas de trabajo, ingeniería y controles administrativos para altos niveles de ruido.

  • Provisión de un dispositivo de protección auditiva hecho individualmente con suficiente índice de reducción de ruido para cada trabajador sobreexpuesto

  • Peligros del ruido y medidas de protección formación y educación

  • Audiometría basal y anual

  • Provisión de procedimientos para prevenir una mayor pérdida de audición ocupacional por parte de un empleado

  • Mantenimiento de registros

OSHA sugiere que los lugares de trabajo con altos niveles de ruido ocupacional deben incluir tantos elementos de esta lista como sea posible para la protección de todos.

Evaluación del Ruido Laboral

Los niveles de ruido ocupacional se evalúan a través de instrumentos de medición de sonido como sonómetros, dosímetros de ruido y analizadores de banda de octava. Los empleadores notificarán a sus trabajadores cuando su exposición al ruido alcance los 85 decibeles dentro de las 8 horas.

El proceso de monitoreo se ajustará cuando cambien el nivel de sonido y el promedio ponderado por hora (TWA). Los empleadores también están obligados a controlar la suficiencia de los dispositivos de protección auditiva de los empleados.

Cada empleado será evaluado para sus respectivos audiogramas de referencia. Un audiólogo certificado realizará esto dentro de los primeros seis meses de la primera exposición de los empleados al ruido ocupacional.

El audiograma de referencia se comparará con audiogramas posteriores. Luego, se evaluarán los datos para los cambios de umbral, después de lo cual se proporcionarán ajustes a los dispositivos de protección auditiva.

No obstante, OSHA sugirió que las siguientes son algunas señales de que existe un problema de ruido en el lugar de trabajo:

  • Escuchar zumbidos o zumbidos incluso después de haber salido de su lugar de trabajo

  • Necesidad de gritar solo para ser escuchado por un compañero de trabajo

  • Tener pérdida auditiva temporal después de dejar el trabajo

Reducción de ruido en el lugar de trabajo

señal de precaución de peligro de ruido en el lugar de trabajo

Según el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH) , los profesionales de seguridad y salud ocupacional aplican la jerarquía de control para identificar cómo ejecutar controles de reducción de ruido prácticos y eficientes.

En este enfoque, las acciones de control se agrupan en función de su eficacia para reducir o eliminar los peligros del ruido. La primera línea de acción suele ser eliminar la fuente del ruido dañino. Si la eliminación no es una opción, sustituir la fuente por una versión más silenciosa puede ser una alternativa adecuada.

Si la eliminación y la sustitución no son posibles, se requieren controles de ingeniería para garantizar que el ruido ocupacional se encuentre en un nivel más seguro. Los controles de ingeniería pueden incluir el rediseño de equipos para eliminar las fuentes de ruido y la creación de barreras para proteger a los trabajadores del ruido.

Los empleadores deben implementar controles administrativos si la reducción del ruido no es posible a través de la eliminación, sustitución y controles de ingeniería. Estos controles incluyen cambiar los horarios de trabajo para evitar la exposición al ruido ocupacional.

Por último, si todos estos controles no funcionan, el uso de equipos de protección individual (EPI) es la última opción. El EPI incluye protectores auditivos o dispositivos de protección auditiva como tapones para los oídos.

Aunque el equipo de protección auditiva suele ser menos adecuado, se puede combinar con otros controles para reducir la exposición excesiva al ruido de los empleados.

Dispositivos de protección auditiva

Si los controles de eliminación, sustitución y ingeniería no funcionaran, el último recurso sería usar dispositivos de protección auditiva. Estos dispositivos se utilizan en función de los niveles de ruido ocupacional y del entorno general:

  • Tapones de espuma expandible: hechos de materiales moldeables que se expanden y se adaptan a la forma del canal auditivo

  • Tapones reutilizables: tapones premoldeados hechos de silicona, caucho o plástico que a menudo son de "talla única"

  • Tapas de canal, ya sea premoldeadas o conformables; hecho de una banda de metal o plástico flexible, generalmente con una banda para la cabeza que se usa sobre la cabeza

  • Orejeras: cubren todo el oído externo para bloquear los ruidos

  • Dispositivos varios: incluye modelos híbridos fabricados con materiales de alta tecnología equipados con líneas de comunicación

Señalizaciones

Como herramientas visuales, la colocación de carteles sensibilizará a los trabajadores sobre los posibles daños causados ​​por los altos niveles de ruido. Los letreros y las señales de advertencia ayudarán a recordar a los trabajadores que deben usar dispositivos de protección auditiva .

Aunque algunos descuidan el poder convincente de las señales, estas deben usarse y hacerse cumplir para garantizar la seguridad de los empleados.

Mantenimiento de registros

Las organizaciones pueden optar por mantener registros de las mediciones y evaluaciones de los empleados con respecto a la exposición al ruido ocupacional . Sin embargo, es mucho más necesario utilizar registros de pruebas audiométricas para medir la salud de la capacidad auditiva de los empleados. El mantenimiento de registros es fundamental para monitorear la seguridad de los empleados contra la exposición al ruido ocupacional .

Capacitación

El programa de conservación de la audición debe complementarse con un curso de capacitación anual que sirva como actualización para los empleados nuevos y actuales.

La capacitación incluye una explicación detallada de los riesgos para la salud asociados con los altos niveles de exposición al ruido en el trabajo , las funciones de los diferentes dispositivos de protección contra el ruido, el uso y cuidado adecuados de estos dispositivos y los diversos métodos de prueba audiométrica disponibles.

Conclusión

Teniendo en cuenta las estadísticas de los CDC y los efectos perjudiciales para la salud de la exposición excesiva al ruido ocupacional , las empresas deben ser más agresivas y coherentes en la implementación de la norma OSHA, así como en su programa de conservación de la audición. La productividad aumenta y el ausentismo disminuye cuando los empleados están protegidos del ruido excesivo.

OSHA también impone enormes multas a las empresas que descuidan la implementación de un programa eficaz de conservación de la audición . Después de todo, las empresas se benefician más cuando cumplen estrictamente con el estándar de OSHA y su programa de conservación de la audición.

ENSURE SAFETY WITH PREMIUM SOLUTIONS

Shop TradeSafe Products
Herbert Post

Born in the Philadelphia area and raised in Houston by a family who was predominately employed in heavy manufacturing. Herb took a liking to factory processes and later safety compliance where he has spent the last 13 years facilitating best practices and teaching updated regulations. He is married with two children and a St Bernard named Jose. Herb is a self-described compliance geek. When he isn’t studying safety reports and regulatory interpretations he enjoys racquetball and watching his favorite football team, the Dallas Cowboys.


Suscribir

¿Quieres contribuir a nuestro blog?