Una guía para la gestión de riesgos compuestos (CRM)

trabajadores con portapapeles planificando

En el panorama empresarial dinámico y complejo actual, las organizaciones enfrentan numerosos riesgos que pueden afectar sus operaciones, reputación y estabilidad financiera. Para afrontar eficazmente estos desafíos, es fundamental que las empresas implementen prácticas sólidas de gestión de riesgos. Uno de esos enfoques es la gestión de riesgos compuestos (CRM). En este artículo, profundizaremos en los principios y beneficios clave de CRM y exploraremos cómo puede ayudar a las organizaciones a mejorar sus estrategias de gestión de riesgos.

¿Qué es la gestión de riesgos compuesta?

La gestión de riesgos compuesta (CRM) es un proceso sistemático que permite a las organizaciones identificar, analizar y priorizar riesgos de forma proactiva para tomar decisiones informadas que maximicen las oportunidades y minimicen los posibles eventos adversos. Desarrollado por el ejército de los Estados Unidos , CRM ha sido adoptado desde entonces por diversas industrias y sectores como una de las mejores prácticas para la gestión de riesgos. Proporciona un marco estructurado para que las organizaciones gestionen eficazmente los riesgos teniendo en cuenta el cumplimiento de la misión, la optimización de los recursos y los objetivos comerciales generales.

Los principios de la gestión de riesgos compuestos

1. Identificar peligros y riesgos

El primer paso en CRM es identificar los peligros y riesgos que pueden afectar a la organización. Esto implica realizar una evaluación integral de los factores internos y externos que pueden representar una amenaza. Los peligros pueden variar desde riesgos físicos, como accidentes laborales, hasta riesgos financieros, como la volatilidad del mercado. Al identificar estos peligros, las organizaciones pueden obtener una comprensión integral de los riesgos que enfrentan.

2. Evaluar el riesgo

Una vez identificados los peligros, el siguiente paso es evaluar el riesgo asociado con cada peligro. Esto implica evaluar la probabilidad y el impacto potencial de que ocurra el evento de riesgo. Al evaluar los riesgos, las organizaciones pueden priorizar su enfoque y asignar recursos de manera efectiva para mitigar primero los riesgos más críticos. Este paso también ayuda a determinar el nivel de tolerancia al riesgo dentro de la organización.

3. Desarrollar controles y contramedidas

Después de evaluar los riesgos, las organizaciones deben desarrollar controles y contramedidas para mitigar o eliminar los riesgos identificados. Los controles pueden incluir la implementación de procedimientos de seguridad, la mejora de las medidas de seguridad o el desarrollo de planes de contingencia. El objetivo es minimizar la probabilidad y el impacto de los riesgos en las operaciones de la organización.

4. Implementar controles de riesgos

La implementación de controles de riesgos implica poner en acción los controles y contramedidas desarrollados. Esto requiere comunicación, capacitación y monitoreo efectivos para garantizar que las partes interesadas relevantes comprendan y sigan adecuadamente los controles. Las evaluaciones y revisiones periódicas también son esenciales para determinar la eficacia de los controles implementados e identificar cualquier brecha o área de mejora.

5. Supervisar y evaluar

Supervisar y evaluar la eficacia de los controles de riesgos es un paso crucial en CRM. Implica monitorear los controles implementados, recopilar comentarios de las partes interesadas y realizar evaluaciones periódicas para valorar su desempeño. Al monitorear y evaluar continuamente los controles, las organizaciones pueden identificar riesgos emergentes, adaptar sus estrategias y mejorar sus procesos de gestión de riesgos.

6. Tomar decisiones y ajustes

Con base en la evaluación y los comentarios recibidos, las organizaciones deben tomar decisiones informadas y realizar ajustes en sus estrategias de gestión de riesgos. Esto implica analizar los datos recopilados, identificar tendencias o patrones y realizar las modificaciones necesarias a los controles y contramedidas. Al realizar ajustes proactivos, las organizaciones pueden garantizar que sus esfuerzos de gestión de riesgos sigan siendo relevantes y eficaces en un entorno cambiante.

Los beneficios de la gestión de riesgos compuesta

Toma de decisiones mejorada

Al adoptar CRM, las organizaciones obtienen un enfoque estructurado para la toma de decisiones que incorpora análisis de riesgos y estrategias de mitigación. Esto les permite tomar decisiones informadas que consideran los riesgos potenciales y su impacto en los objetivos de la organización. Con una comprensión integral de los riesgos, las organizaciones pueden asignar recursos de manera efectiva, priorizar iniciativas y mejorar los procesos generales de toma de decisiones.

Eficiencia operativa mejorada

CRM ayuda a las organizaciones a identificar ineficiencias y vulnerabilidades dentro de sus operaciones, permitiéndoles implementar medidas específicas para mejorar la eficiencia. Al identificar y abordar los riesgos potenciales, las organizaciones pueden optimizar los procesos, reducir el tiempo de inactividad y optimizar la asignación de recursos. Esto conduce a una mayor productividad, ahorro de costos y una mejor utilización de los recursos, lo que en última instancia aumenta la eficiencia operativa.

Mitigación proactiva de riesgos

Una de las ventajas clave de CRM es su enfoque proactivo para la gestión de riesgos. En lugar de reaccionar ante los riesgos a medida que surgen, las organizaciones pueden anticipar y mitigar los riesgos potenciales por adelantado. Al identificar y evaluar los riesgos desde el principio, las organizaciones pueden desarrollar controles y contramedidas eficaces para minimizar su impacto. Esta postura proactiva permite a las organizaciones adelantarse a los riesgos potenciales y evitar que se conviertan en problemas mayores.

Seguridad y protección mejoradas

La seguridad y la protección son preocupaciones primordiales para las organizaciones de diversas industrias. CRM proporciona un marco para identificar y mitigar sistemáticamente los riesgos que pueden comprometer la seguridad del personal, los activos y las operaciones. Al implementar controles y medidas adecuadas, las organizaciones pueden crear un entorno de trabajo más seguro, fomentando el bienestar de los empleados y protegiendo los recursos críticos.

Estabilidad financiera mejorada

La gestión eficaz de riesgos contribuye directamente a la estabilidad financiera de una organización. Al identificar y mitigar los riesgos, las organizaciones pueden evitar o minimizar pérdidas financieras, interrupciones en las operaciones y daños a la reputación. Esto, a su vez, ayuda a mantener la estabilidad financiera de la organización y garantiza la disponibilidad de recursos para respaldar iniciativas estratégicas y el crecimiento futuro.

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué industrias pueden beneficiarse de la implementación de la Gestión de Riesgos Compuesta?
Los principios de CRM se pueden aplicar en diversas industrias, incluidas, entre otras, la atención médica, las finanzas, la manufactura, la construcción, el transporte y la energía. Cualquier organización que enfrente riesgos operativos puede beneficiarse de la implementación de CRM para mejorar sus prácticas de gestión de riesgos.

2. ¿Pueden las pequeñas empresas implementar también CRM?
¡Absolutamente! CRM no se limita a grandes organizaciones. Las pequeñas empresas también pueden adoptar principios de CRM para identificar y gestionar los riesgos de forma eficaz. La clave es escalar el proceso de acuerdo con el tamaño y la complejidad de las operaciones comerciales.

3. ¿Cómo complementa CRM otros marcos de gestión de riesgos?
CRM se puede utilizar junto con otros marcos de gestión de riesgos, como ISO 31000 o COSO ERM, para mejorar el enfoque general de gestión de riesgos de la organización. CRM proporciona un proceso estructurado para identificar y mitigar riesgos operativos, mientras que otros marcos ofrecen una perspectiva más amplia sobre la gestión de riesgos en diferentes niveles organizacionales.

4. ¿Es CRM un proceso único o un esfuerzo continuo?
CRM es un esfuerzo continuo. La gestión de riesgos es un proceso dinámico que requiere seguimiento, evaluación y ajuste continuos. Los riesgos evolucionan con el tiempo y pueden surgir nuevos riesgos. Por lo tanto, las organizaciones deben evaluar periódicamente sus riesgos, actualizar los controles y adaptar sus estrategias de gestión de riesgos en consecuencia.

5. ¿Cómo puede contribuir el CRM a la toma de decisiones estratégicas?
CRM proporciona información valiosa sobre los riesgos potenciales que pueden afectar los objetivos estratégicos. Al considerar los riesgos durante el proceso de toma de decisiones, las organizaciones pueden tomar decisiones estratégicas más informadas y sólidas. Esto ayuda a garantizar que los riesgos se aborden adecuadamente y se alineen con los objetivos a largo plazo de la organización.

6. ¿Cuáles son algunos desafíos comunes en la implementación de CRM?
Algunos desafíos comunes en la implementación de CRM incluyen resistencia al cambio, falta de recursos o experiencia, cultura de riesgo inadecuada y dificultad para integrar CRM con los procesos existentes. Sin embargo, con el apoyo adecuado del liderazgo, la participación de las partes interesadas y la capacitación, estos desafíos pueden superarse.

The material provided in this article is for general information purposes only. It is not intended to replace professional/legal advice or substitute government regulations, industry standards, or other requirements specific to any business/activity. While we made sure to provide accurate and reliable information, we make no representation that the details or sources are up-to-date, complete or remain available. Readers should consult with an industrial safety expert, qualified professional, or attorney for any specific concerns and questions.

ENSURE SAFETY WITH PREMIUM SOLUTIONS

Shop Tradesafe Products

Author: Herbert Post

Born in the Philadelphia area and raised in Houston by a family who was predominately employed in heavy manufacturing. Herb took a liking to factory processes and later safety compliance where he has spent the last 13 years facilitating best practices and teaching updated regulations. He is married with two children and a St Bernard named Jose. Herb is a self-described compliance geek. When he isn’t studying safety reports and regulatory interpretations he enjoys racquetball and watching his favorite football team, the Dallas Cowboys.